INFORMACIÓN EN ESPAÑOL.

Desde hace algunos años, borrar por completo los dibujos indeseados de nuestro cuerpo se ha convertido en uno de los tratamientos estéticos más demandados. Sin embargo, hasta la fecha sólo la técnica del láser era capaz de alcanzar una eliminación parcialmente visible, provocando dolores y cicatrices sobre la zona tratada.

Gracias a los avances tecnológicos en materia cutánea, en la actualidad existe un método que utiliza la reacción natural de rechazo de la piel para borrar los pigmentos de color insertados. SKINIAL, que actúa en pequeñas superficies y a lo largo de varias sesiones, da lugar a un resultado visiblemente aceptable que en poco menos de un año puede eliminar por completo el tatuaje.

Un tratamiento a base de ácido láctico

Una de las características que ponen de manifiesto la eficacia de este tratamiento es precisamente su método de intervención, que utiliza un dispositivo cosmético para eliminar partes superiores de la piel, llegando a incidir en una profundidad de hasta 1 milímetro de distancia de la capa externa.

Cuando las personas se tatúan la piel, las células macrófagas son las encargadas de conseguir que la tina no se convierta en un producto rechazado por el cuerpo. De esta forma, cuando el líquido SKINIAL-Ex entra en contacto con las células que protegen el color del tatuaje, su fórmula a base de ácido láctico consigue que éstas se separen del pigmento, deshaciendo y desprendiendo poco a poco el tinte del dibujo. Una vez insertado el tratamiento, el propio cuerpo expulsa el color hacia la superficie de la piel generando una costra que, en aproximadamente diez días, consigue curarse por completo.

¿Cuáles son las ventajas y desventajas de SKINIAL?

Si por algo se caracteriza este tratamiento es por su menor carácter invasivo, ya que a diferencia del láser no produce tanto dolor, no deja residuos en el cuerpo y no precisa de tantos días de tratamiento. Para un tatuaje pequeño de apenas 15 centímetros cuadrados son necesarias de tres a cuatro sesiones de SKINIAL. No obstante, el número de sesiones pactadas dependerá de las dimensiones del tatuaje original, cuyo tamaño también influirá en la desaparición parcial o total del dibujo.

Es fundamental que antes de someterse a este tratamiento los pacientes conozcan si sus expectativas se ajustan a la realidad. Aunque se trata de un método de eliminación de tatuajes muy efectivo y capaz de borrar cualquier tipo de color o mezcla especial en una sola aplicación, cada piel reacciona de un modo diverso. De ahí que tanto la genética como la forma de cicatrizar del paciente se conviertan en aspectos que pueden influir considerablemente en el resultado final del tratamiento.

© 2020 by NG Beauty Health Center